FANDOM


Víctimas de la religión
Rahaf Mohammed al-Qunun
Rahaf Mohammed Mutlaq al-Qunun
Nombre real
رهف محمد مطلق القنون
Religión ofensora
Causa
Estatus
Viva

Rahaf Mohammed Mutlaq al-Qunun es una mujer saudí que fue detenida por las autoridades tailandesas el 6 de enero de 2019 mientras viajaba por el aeropuerto de Bangkok, en ruta desde Kuwait a Australia. Ella tenía la intención de solicitar asilo en Australia y escapar de su familia, quien dice que la maltrató y amenazó con matarla. Después de solicitar ayuda en Twitter y obtener una importante atención mundial, las autoridades tailandesas abandonaron sus planes de enviarla de regreso a Kuwait (desde donde sería repatriada a Arabia Saudita), y fue llevada bajo la protección de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y le fue otorgada la condición de refugiada. El 11 de enero le concedieron asilo en Canadá y llegó a Toronto al día siguiente.

Al-Qunun mencionó que su familia le impidió obtener una educación, la había encerrado durante meses, la había sometido a abusos físicos y psicológicos, deseaban darla en matrimonio arreglado, y amenazaron con matarla porque ella no sigue el Islam. La apostasía en el Islam es un crimen que se castiga con la muerte de acuerdo con la ley Sharia de Arabia Saudita.

Mientras al-Qunun estaba de vacaciones con su familia en Kuwait, los dejó atrás y abordó un vuelo a Bangkok, Tailandia. Tenía la intención de continuar en otro vuelo para buscar asilo en Australia. Se le otorgó una visa de turista que le permitió ingresar a Australia entre el 8 de diciembre de 2018 y el 8 de diciembre de 2020. Según informes, su familia presentó un informe de personas desaparecidas después de su fuga de Kuwait. Al llegar al aeropuerto de Suvarnabhumi en Bangkok, un hombre la saludó sin revelar que era un funcionario de la embajada de Arabia Saudita y le dijo que necesitaba su pasaporte para poder ayudarla a obtener una visa tailandesa. El sujeto se fue con su pasaporte y no volvió. Al-Qunun nunca tuvo la intención de abandonar el área de tránsito del aeropuerto, por lo tanto, no requirió una visa tailandesa.

Las autoridades tailandesas la detuvieron en el Hotel Miracle Transit dentro del aeropuerto.

En una serie de publicaciones en Twitter, al-Qunun dijo que había renunciado al Islam y le preocupaba que su familia la pudiera asesinar en lo que se conoce como asesinato de honor si la deportaban a Arabia Saudita. También dijo que se había atrincherado en su habitación de hotel, se negaba a salir hasta que se reuniera con representantes de la ONU, reclamara el estatus de refugiada e implorara a los funcionarios de la embajada de varias naciones occidentales que la ayudaran a buscar asilo.

Esto atrajo el apoyo mundial, con más de medio millón de tweets que utilizan el hashtag 'SaveRahaf'. En un tweet, ella compartió una foto de su pasaporte. La periodista australiana de ABC Sophie McNeill se atrincheró con al-Qunun en la habitación para protegerla. Mientras estaba tras la barricada, al-Qunun también le permitió a una amiga tuitear en su nombre.

Los abogados en Tailandia presentaron una orden judicial para evitar su deportación forzada. El recurso fue desestimado posteriormente. El jefe de la policía de inmigración de Tailandia, Surachate Hakparn, confirmó posteriormente que las autoridades del país habían actuado a petición de Arabia Saudita.

Al-Qunun estaba programada para partir en un vuelo a Kuwait el 7 de enero de 2019, para ser repatriada por la fuerza, pero evitó con éxito ser colocada en el vuelo. Más tarde, el gobierno tailandés emitió un comunicado en el que decía que no la deportaría. François Zimeray, un abogado elegido por la Organización Europea Saudita para los Derechos Humanos para defender a al-Qunun en Bangkok contra la deportación a Arabia Saudita, juzgó que el papel de los tuits de al-Qunun habían desempeñado un papel abrumador en la prevención de su deportación. Zimeray declaró que la actitud de las autoridades tailandesas cambió 'completamente' en 'unos minutos' cuando se dieron cuenta de la fuerza del apoyo internacional para al-Qunun.

Su caso ha sido comparado con el de Dina Ali Lasloom. Stephen Kalin, que escribió para Reuters, describió el caso de al-Qunun como el inicio de una nueva fase en la campaña saudí contra la tutela masculina.

Otras víctimas de la religión


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.