FANDOM


Robert Heath
Robert G. Heath
Información Biográfica
Nombre Real
Robert Galbraith Heath
País USA
Estados Unidos
Lugar

Pittsburgh, Pennsylvania

F. de Nacimiento

9 de mayo de 1915

Fallecimiento

24 de septiembre de 1999

Información Personal
Ocupación

Psiquiatra y Psicoanalista

Acusado de
Empleo de técnicas no apoyadas por la ciencia

Robert G. Heath fue un psiquiatra estadounidense. Siguió la teoría de la psiquiatría biológica que dicta que los defectos orgánicos son la única fuente de enfermedades mentales, y que, en consecuencia, los problemas mentales eran tratables por medios físicos. Publicó 420 artículos y tres libros.

Antecedentes

Heath experimentó con la droga bulbocapnine para inducir el estupor, así como LSD, utilizando prisioneros de la Penitenciaría del Estado de Luisiana como sujetos experimentales. Trabajó en pacientes con esquizofrenia, que él consideraba una enfermedad con una base física.

En 1948, Heath se convirtió en el psiquiatra sénior de una iniciativa de investigación conocida como el Proyecto Columbia-Greystone. El objetivo principal de este proyecto era encontrar una alternativa neuroquirúrgica más segura y más efectiva a la lobotomía. El procedimiento que se desarrolló se hizo conocido como topectomía y consistió en extirpar porciones más pequeñas y más superficiales de los lóbulos frontales.

En 1949, Heath aceptó un puesto en la Universidad de Tulane en Louisiana, donde se le prometió una libertad académica completa. La aceptación de Heath marcó el comienzo de su investigación sobre el papel de las regiones profundas del cerebro cortical y la base biológica de la esquizofrenia.

Gran parte de la investigación inicial de Heath en Tulane fue documentada en su monografía de 1954, Studies in Schizophrenia. En este trabajo, Heath detalló sus hallazgos experimentales de 25 casos de estimulación cerebral eléctrica, que se realizaron principalmente para el beneficio 'terapéutico' de los pacientes diagnosticados con esquizofrenia.

Heath utilizó una variedad de parámetros de estimulación, aunque hubo 5 métodos generales que citó de sus estudios iniciales con animales. Estos parámetros difieren en función del tipo de electrodos utilizados, lo que puede explicar en parte las variaciones experimentales. Existen otras variaciones en el número de estímulos recibidos por cada paciente; varios pacientes recibieron 1 o 2 estimulaciones, aunque la mayoría recibió 4 o más. El paciente 12 recibió el mayor número de estimulaciones, que sumaron 28 en total. Algunos de los experimentos iniciales carecen de valores para la tensión máxima o informan un signo de interrogación para la corriente máxima, mientras que a otros pacientes les faltan datos para la duración de la estimulación. La discrepancia en los datos se ilustra en el caso del Paciente 3 en el que Heath afirma que 'como resultado de un electrodo en corto ... [el paciente] probablemente no recibió corriente' . Debido a la inconsistencia en los datos informados sobre estos casos, es difícil de determinar cualquier parámetro definido utilizado en los estudios de Heath.

Si bien la primera parte de su monografía detalla la teoría, los métodos, y los resultados de los 25 informes de casos, la parte final es una recopilación de las respuestas escritas de los invitados a un simposio de 1952 en la Universidad de Tulane, muchos de los cuales critican la base científica de la investigación de Heath y las fallas en su enfoque metodológico. Un invitado había hablado con el Dr. Rado sobre el trabajo de Heath y comentó que aunque Rado estaba orgulloso de los logros de Heath, estaba decepcionado con los métodos experimentales de Heath y finalmente estuvo en desacuerdo con las conclusiones de su investigación. El Dr. Fred A. Mettler, neuroanatomista e instructor anterior de Heath's, también fue un crítico de Heath. Mettler también había trabajado en el Proyecto Columbia-Greystone, y Heath había hecho referencia a varios de los documentos de Mettler para respaldar sus procedimientos experimentales de estimulación del área septal. Mettler estaba decepcionado de que Heath citara tan liberalmente su trabajo y sugirió que gran parte de los datos que Heath mencionó se tomaron para ajustarse a las necesidades de sus experimentos.

Las reacciones fuertes y negativas de la comunidad científica no pasaron inadvertidas para Heath. Aunque era reacio a invitar a una mayor especulación, continuó publicando los hallazgos de sus experimentos con poca alteración en sus métodos o explicación de la base científica de los experimentos.

El asunto de la taraxeína

En 1955, Heath comenzó a investigar las bases patológicas de la esquizofrenia. Gran parte de las críticas de los colegas de Heath se basaron en su transición de experimentación animal a ensayos en humanos. Heath inyectó de 30 a 40 'voluntarios humanos' con un suero que había extraído de pacientes con esquizofrenia. Heath afirmó que el suero contenía una nueva inmunoglobulina que había descubierto llamada taraxeína y que era la base molecular de la esquizofrenia. Heath informó que los 'voluntarios humanos' contrajeron los síntomas asociados con la esquizofrenia durante aproximadamente una hora después de la inyección con el suero. Varios otros científicos intentaron replicar los hallazgos, pero ninguno de los intentos tuvieron éxito.

Cuando se le preguntó por qué su trabajo sobre la esquizofrenia y la taraxeína se encontró con tantas reacciones negativas, Heath respondió que recibió una importante reacción de la comunidad psiquiátrica, que estaba mucho más interesada en un enfoque psicoanalítico que en uno biológico. Por esta razón, Heath afirmó que otros científicos ya estaban predispuestos a su trabajo y, por lo tanto, rápidamente desacreditaron sus hallazgos.

En los años siguientes, los estudios de Heath sobre la estimulación cerebral se expandieron a la grabación eléctrica de la actividad cerebral. Varios estudios exploraron los efectos de drogas como la dietilamida del ácido lisérgico (LSD) y la mescalina en el sistema nervioso central humano utilizando grabaciones de electrodos. Se especuló que estos estudios fueron financiados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) bajo el proyecto MKUltra, aunque Heath negó cualquier participación de ese tipo. Sin embargo, Heath admitió haber sido contactado por un oficial de la CIA para realizar una investigación gubernamental, pero afirmó que no estaba interesado porque estaba más preocupado. con el cuidado de sus pacientes.

A pesar de su negación pública, surgió un escándalo en torno a la sospecha de participación de Heath, y por lo tanto de Tulane, en la investigación gubernamental. Los estudiantes de la Universidad de Tulane y el público en general se indignaron porque el gobierno podría haber estado guiando la investigación psiquiátrica hacia lo que creían que era un intento de 'control mental'.

La verdad sobre estos experimentos se divulgaría en 1977 bajo la Ley de Libertad de Información. De hecho, Tulane había firmado una 'autorización de seguridad' para el Departamento de Psiquiatría y Neurología en 1956. Aún se debate si el LSD y los ensayos de mescalina fueron patrocinados por el gobierno, pero los pocos registros militares que sobreviven se refieren a las pruebas de Heath en varios monos y un preso que también estaba siendo probado en la Unión Soviética para 'aplicaciones de control mental'. La colusión de Heath con la CIA, así como la publicidad negativa en la década de 1970 de publicaciones no científicas que criticaban el trabajo de Heath, se manifestaban en relaciones públicas deficientes. Estas publicaciones incluyeron un artículo del periódico de Nueva Orleans, Los misteriosos experimentos del Dr. Robert Heath en el que nos preguntamos quién está loco y quién es sensato y el libro de 1978, The Mind Manipulators, que también menciona los estudios de Heath.

El paciente B-19

A fines de la década de 1960, Heath había disminuido significativamente el número de pacientes que estaba tratando con estimulación de electrodo cerebral. Sin embargo, en 1972, Heath publicó los hallazgos de su muy controvertido y probablemente más reconocible trabajo, el tratamiento experimental del paciente B-19 con estimulación cerebral profunda (DBS, por sus siglas en inglés). Existen relatos contradictorios sobre los eventos que precedieron al tratamiento, a saber, la motivación del paciente para buscar tratamiento y la razón de Heath para estar de acuerdo. Según Heath, el paciente B-19 había sido hospitalizado en múltiples ocasiones después de ser diagnosticado con 'reacción depresiva'. Los diagnósticos posteriores para el paciente B-19 incluyeron 'trastorno de personalidad con comportamiento homosexual y experimentación con drogas' y 'disfunción del lóbulo temporal'. Informó que el paciente solicitó tratamiento por homosexualidad, aunque otras versiones sugieren que el tratamiento del paciente B-19 fue ordenado por el tribunal después de cargos por drogas.

Independientemente de los eventos que condujeron al tratamiento del paciente B-19, Heath intentaría utilizar la DBS como un método para la terapia de conversión homosexual. Como objetivo secundario, Heath buscó obtener grabaciones de electroencefalografía (EEG) durante el orgasmo. Los electrodos se colocaron en varios lugares, incluidas las regiones septal, hipocampal, amígdaloide, hipotalámica, caudado y cerebelosa. Después de colocar los electrodos, los investigadores proporcionaron al paciente B-19 un botón para pulsar que enviaría una corriente a través de los electrodos a su 'sitio de placer'. Cuando Heath y sus colegas registraron la actividad cerebral del paciente, el paciente B-19 recibió instrucciones de empujar el presione repetidamente mientras ve películas eróticas heterosexuales y se masturba hasta el orgasmo. Según Heath, el objetivo de este ejercicio era que el paciente se volviera heterosexual después de desarrollar una asociación entre mujeres y la estimulación eléctrica de su 'sitio de placer'. En la etapa final del tratamiento del paciente, Heath y sus colegas recibieron la aprobación del tribunal estatal para contratar a una prostituta de 21 años para realizar actos sexuales con el paciente B-19 con el objetivo de finalizar su nuevo interés en la heterosexualidad. Los actos sexuales se realizaron con los electrodos en su lugar mientras se monitoreaban las grabaciones de EEG del paciente desde otra habitación. El comportamiento a largo plazo del paciente B-19 es otro punto de discusión; mientras que Heath afirmó que el paciente tenía una recuperación completa y se dedicaba exclusivamente a actividades heterosexuales, otras fuentes argumentaron que el paciente continuó teniendo relaciones homosexuales.

Las críticas a los métodos de Heath no se limitaron a sus colegas de la comunidad psiquiátrica y neurológica. Existen informes documentados de neurocirujanos que criticaron vehementemente las prácticas de Heath. Lauri Laitinen, un neurocirujano sueco, respondió a un artículo publicado por Heath en 1972:

"En estos dos pacientes, los electrodos y las cánulas implantadas en la mayoría de las estructuras del cerebro sumaban no menos de 19 y 29, respectivamente, y se hizo poco para documentar por qué fue importante para el tratamiento de los pacientes. No hay duda de que en este estudio todos los estándares de ética han sido ignorados. También se debe discutir la responsabilidad ética de los editores que aceptan informes de esta naturaleza para su publicación."

Solo un año después de su estudio sobre el paciente B-19, la conducta ética de Heath fue cuestionada ante un subcomité en el Senado de los Estados Unidos, dirigido por el Senador Ted Kennedy. El subcomité investigó las prácticas éticas implementadas por los laboratorios que realizan investigación humana. En su declaración, Heath defendió sus estudios diciendo: "Insistimos en que todos los pacientes, así como los familiares responsables, estén completamente informados de la naturaleza de los procedimientos y de todas las posibles complicaciones indeseables, antes de que se firmen los formularios y se lleven a cabo los procedimientos." No todos los críticos modernos parecen estar de acuerdo con la definición de consentimiento informado de Heath, y varios escépticos hacen referencia a un artículo del periódico de Nueva Orleans que presuntamente contenía una copia del formulario de consentimiento. Estos críticos cuestionan hasta qué punto Heath realmente informó a sus pacientes de los procedimientos que estaban consintiendo, alegando que no discutió el riesgo de convulsión o coma, que ocurrió en varios pacientes.

A pesar de tener numerosas publicaciones, Heath es recordado principalmente por los aspectos más controvertidos de su carrera. El estudio descrito anteriormente, en el que Heath intentó eliminar la homosexualidad de una persona, a menudo se cita hoy para transmitir la naturaleza salvaje de la psicocirugía temprana. Vale la pena señalar que incluso durante su tiempo, esos experimentos fueron recibidos con agudas críticas y atención por parte de organizaciones de derechos civiles.

Después de su muerte, un obituario del New York Times reiteró algunas de estas críticas, describiendo la participación de Heath en la investigación académica financiada por la CIA y la incapacidad de poderse replicar su estudio con taraxeína.

La historia del Dr. Robert G. Heath es, como mínimo, interesante. Aunque sus métodos de investigación y prácticas éticas son un tema de debate, la creencia de Heath de que la combinación de neuroquímica y neurofisiología era responsable de la enfermedad mental fue progresista para su época. Además, su reconocimiento temprano de que el comportamiento humano se refleja en la actividad eléctrica del cerebro es loable. Quizás una de las contribuciones duraderas de Heath es un recordatorio de precaución del delicado equilibrio entre los avances médicos y las prácticas seguras y éticas.[1]

Referencias

Referencias y ligas externas

  1. Christen M. O’Neal, Cordell M. Baker, Chad A. Glenn, Andrew K. Conner, Michael E. Sughrue (2017) «Dr. Robert G. Heath: a controversial figure in the history of deep brain stimulation». Vía: Department of Neurosurgery, University of Oklahoma Health Sciences Center.
P
Charlatanes típicos
Alejandro G. EnríquezAlejandro Segebre SalcedoAmy YaskoAndreas KalckerAndrew SchlaflyAndrew WakefieldÁngel Escudero JuanÁngel Lara García Angela DowdenAntonio Acha MartínArthur KrigsmanArturo Solís HerreraChinda BrandolinoDaryl BemDelores KriegerDiana Álvarez MauryDoctor DencilErich von DänikenFelipe Ruiz EspinozaGabriel GaviñaGeorge PsalmanazarGermán de ArgumosaGermán Peidro MartínezGregorio PlaceresGuillermo GonzálezGuy CogginsHance LimboroHans Kristian KotlarHarry OldfieldHéctor TariccoHulda ClarkIsaac GoizJacques BenvenisteJim HumbleJoan Miquel ViadéJosé Rafael EstradaJoseph NicolosiJozef RulofLaura LecarosLeonardo Delgado ArizaLeonardo StembergManto Tshabalala-MsimangMarcín AtramMark GeierMartha RogersMarvin S. AntelmanMasaru EmotoMatthias RathMaurice BucailleMichael BeheMichael van StratenMumbi SerakiNancy Ann TappeOlga KovekhÓliver IbáñezPatricia GoodsonPatricia PullingPatrick HolfordPeter JosephPeter KolosimoPhillip E. JohnsonRyke Geerd HamerRobert O. YoungSamuel HahnemannShinichi FujimuraTinus SmitsTullio SimonciniVianna StibalWilson Bryan KeyZecharia Sitchin
Charlatanes mediáticos
Alexander BackmanAlex JonesAna Luisa CidAndrew WeilAnita SarkeesianAntonio VázquezCarlos TrejoClaudia LizaldiColleen HuberDavid MathesonDavid MeadeDeepak ChopraEllen GreveEmilio CarrilloEnric CorberaEnric MarcoEric DubayGerhard HanswilleGillian McKeithGiorgio A. TsoukalosGisela BarretoGraciela VarelaGuillermo WoodGwyneth PaltrowIgnacio Fornés OlmoIru LanducciJaime MaussanJaime RodríguezJames Van PraaghJasmuheen (Ellen Greve)Jillian Mai ThiJomandaJose Luis CamachoJoseph MercolaJ. J. BenítezJudy Zebra KnightKat KerrLarry CookLaura SchlessingerMaharishi Mahesh YogiMaría Rosario RowanMariló MonteroDr. OzMhoni videnteMizada MohamedPadme CastellanosPepe RamayáRafael TorresRavi DevganRay SantilliRhonda ByrneRodolfo GarridoRosy Flor PenicheSalfateStephanie MessengerSue WallaceSusan ClarkSuzanne HumphriesSylvia BrowneThelma MossVictoria Knight-McDowellZuluan Orion
Charlatanes históricos
Albert AbramsAlbert KochArthur FordBartlett Joshua PalmerBilly MeierCarlos CastanedaCharles BerlitzCharles HapgoodClark StanleyDaniel David PalmerDeForest JarvisEdgar CayceEdward HineEleanor McBeanEva CarrièreFrancis LefebureFrançois De LoysFranz Joseph GallFranz MesmerGerolamo CardanoHugh Auchincloss BrownImmanuel VelikovskyJeane DixonJohn Harvey KelloggJohn WilsonKarel DrbalLas hermanas FoxLobsang RampaMaurice DorealMax GersonNathan KnorrPhineas QuimbyPrahlad JaniQuesalidReinhold VollRichard BrothersRichard S. ShaverRobert G. HeathSamuel RowbothamSathya Sai BabaSemen KorsakovSylvester GrahamTed SeriosTony AgpaoaTrofim LysenkoUri GellerVendyl JonesWalter SiegmeisterWilhelm ReichWilliam CharltonWilliam Griffith WilsonWilliam LillyZé Arigó
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.